19 de septiembre de 2012

Por Un Puñado De Dólares



Permítanme comenzar diciendo que no soy un experto en finanzas ni me considero un economista. Estoy utilizando el sentido común y como dijo Bill Clinton, la aritmética.

El gobierno de los Estados Unidos es financiado principalmente por los impuestos.

La Gran Depresión se inició a finales de 1929 y terminó a finales de 1940. Durante estos tiempos difíciles, los ricos respondieron a la crisis no llevándose su dinero a otro lugar u ocultándolo, ellos amaban a su país y estaban dispuestos a hacer lo que fuera necesario para ayudar a Estados Unidos a salir de la difícil situación que se encontraba. La tasa de impuestos desde 1932 hasta 1963 para los individuos que ganaban más de 200.000 dólares fue brutal (para ver las tarifas, haga clic aquí), sin embargo, la pagaron y salimos de la Gran Depresión y el país floreció. Las corporaciones no estaban tan dispuestas o tal vez el gobierno estaba como siempre más indulgente con ellos, desde 1929 hasta 1939 la máxima tasa impositiva que las corporaciones pagaban era de un 19%, pero en 1940 sus tasas se elevaron, literalmente, de un año al siguiente al 38,3% y en 1952 las corporaciones con un ingreso superior a 25.000 dólares pagaron la asombrante cifra 52% en impuestos! Ese sacrificio tanto de los ricos y de las corporaciones es lo que ayudó a este país a avanzar y consolidarse como el país más rico del mundo.

A finales de 1989 o principios de 1990, Grover Norquist introdujo el concepto de que los impuestos no podían elevarse a ninguna empresa ni a los ricos y eso es lo que ha provocado el persistente declive económico de este país. El gobierno de los Estados Unidos de América no produce nada, no vende nada y depende exclusivamente de la contribución tributaria para sobrevivir. Es precisamente durante la crisis financiera que esos impuestos se deben elevar o nunca vamos a salir de la recesión y nuestra deuda nacional sólo seguirá aumentando.


para agrandar, haga clic aquí
El total de los ingresos recaudado por los Estados Unidos (en millones de dólares) entre 2000 y 2012, (I=Individual), (C=Corporaciones) y (O=Otros) fueron como sigue:

2000 – $2,025,191 (I) $1,004,462; (C) $207,289; (O) $813,440
2001 – $1,991,092 (I) $994,339; (C) $151,075; (O) $845,668
2002 – $1,853,136 (I) $858,345; (C) $148,044; (O) $846,747
2003 – $1,782,314 (I) $793,699; (C) $131,778; (O) $856,837
2004 – $1,880,114 (I) $808,959; (C) $189,371; (O) $881,784
2005 – $2,153,661 (I) $927,222; (C) $278,282; (O) $948,107
2006 – $2,406,869 (I) $1,043,908; (C) $353,915; (O) $1,009,046
2007 – $2,567,985 (I) $1,163,472; (C) $370,243; (O) $1,034,270
2008 – $2,523,991 (I) $1,145,747; (C) $304,346; (O) $1,073,898
2009 – $2,104,989 (I) $915,308; (C) $138,229; (O) $1,052,452
2010 – $2,162,724 (I) $898,549; (C) $191,437; (O) $1,051,452
2011 – $2,303,466 (I) $1,091,473; (C) $181,085; (O) $1,030,908


De los impuestos recaudados, cerca del 85% del monto total provino de los impuestos a individuos, el 12% del impuesto a corporaciones y el 3% a otros impuestos. 

En promedio, desde 2002 hasta 2011, las empresas tuvieron ganancias de alrededor de $ 5,4 billón dólares y pagaron alrededor de $ 2,8 mil millones en impuestos, mientras que los impuestos individuales por el mismo período fueron de $ 19,7 mil millones. Según la Administración de Pequeños Negocios, habían 27,5 millones de empresas en los Estados Unidos en 2009, esos fueron los datos más recientes que pude encontrar. Teniendo en cuenta todas las lagunas de impuestos, depósitos en bancos en el extranjero, etc. Las corporaciones están, literalmente, viviendo de “gratis". Hasta el Seguro Social y las Pensiones pagaron más impuestos que las corporaciones.  
 
para agrandar, haga clic aquí

El tiempo en que los privilegiados y las empresas se preocupan por el bienestar del país ya no existe. Los muy ricos sólo quieren más y más dinero y no tienen ninguna vergüenza en admitirlo y si depende de ellos el país puede ir por el caño, lo único que les importa es el dinero. Los patriotas que durante la depresión contribuyeron a veces con más de la mitad de sus ingresos para ayudar al país son cosa de la historia. Durante la Gran Depresión estas empresas no pensaron en desmantelar sus empresas y llevarlas a otro lugar. Ellos entendieron lo que era necesario hacer y todo el mundo se benefició de su sacrificio, la economía finalmente prosperó y los negocios prosperaron.

para agrandar, haga clic aquí

Los republicanos siguen insistiendo en la extensión de los recortes fiscales que Bush impuso para los muy ricos, negándose a elevar los impuestos de los que hacen enormes ganancias económicas durante la recesión, mientras apoyan el aumento de los impuestos a la clase media y a los ancianos. No satisfecho con esto, ellos persisten en participar en más guerras y se niegan a hacer recortes en el presupuesto de Defensa o al menos reducir los gastos de Defensa. Su sentido del equilibrio, la igualdad y la aritmética es inexistente. 


Según Statista.com, las estadísticas anteriores muestran las ganancias corporativas después de los pagos tributarios desde 2009 hasta 2011 en los Estados Unidos; las ganancias de las empresas se definen como los ingresos netos de la empresa en el Ingreso Nacional y Cuentas de Productos (NIPA). En 2010, las empresas obtuvieron ganancias de $ 1.4 trillones después de los impuestos tributarios. 

para agrandar, haga clic aquí
Esta tendencia de menos ingresos y más armamentos tiene que parar, ningún país puede sostener una economía donde el dinero que entra es inferior al que sale. Como de costumbre y para equilibrar el presupuesto, los republicanos quieren hacer recortes a todos los servicios públicos que ayudan a sobrevivir a los pobres y a los ancianos, a la educación, a la investigación científica, a la policía y lo que ellos crean necesario a fin de seguir dando a los ricos y robando a los pobres, con el fin de mantener la maquinaria de guerra en marcha y tener felices a los peces gordos. Me pregunto cuánto dinero han “donado” los fabricantes de armas "a los republicanos leales, tiene que haber mucho dinero involucrado para que el Partido Republicano sea tan fiel ... ellos venderían sus almas al diablo por un puñado de dólares.


para agrandar, haga clic aquí

No existe manera alguna en que podamos equilibrar nuestro presupuesto y salir de una recesión si no se toman medidas drásticas. Nuestra obsesión con la guerra tiene que llegar a su fin, no podemos seguir con esta tendencia en la que no hay un final y no importa cuan armados estemos, parece que nunca es suficiente. Nuestro deseo de ser temidos (que algunos llaman "respetados") no es más que cobardía, haciéndose pasar por un buen samaritano y la razón principal por la que la mayoría del mundo nos odian y desconfían de nosotros. ¿Confiaría usted en alguien que viene en su ayuda con un hacha ensangrentada al hombro? ¡Yo tampoco!





Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada